Siempre voy a extrañarte, pero voy a estar bien

Siempre voy a extrañarte, pero voy a estar bien

Allef Vinicius


Los recuerdos tienen una forma especial de hacernos sonreír o sentir dolor, y aunque la mayoría de la gente diría que deberían hacernos sonreír, me temo que los recuerdos que compartimos juntos siempre me hacen sentir dolor. Porque ya ves, siempre te voy a extrañar.

Siempre voy a extrañar cómo empezó todo sobre nosotros, como la cita, lentamente y luego de una vez.Extrañaré cómo comenzó nuestra historia como dos completos desconocidos que se conocieron y cuya conexión fue completa e innegablemente fuerte. Extrañaré conocerte un día a la vez, mientras me doy cuenta de que éramos dos almas destinadas a estar juntas. Extrañaré todas nuestras primeras veces: nuestra primera cita, nuestro primer viaje fuera de la ciudad, nuestro primer contacto y nuestro primer beso. Siempre voy a extrañar todas estas primeras veces, pero un día conoceré a alguien con quien pasaré todas mis últimas.

Siempre voy a extrañar tus ojos, porque en ellos mi mundo solía mentir.
Extrañaré el color avellana de tus ojos, pero más que el color, extrañaré el amor que siento a través de ellos. Extrañaré sentir que todo lo que dices o haces es verdad porque lo veo en tus ojos. Extrañaré mirarlos al despertar y saber que no hay otros ojos en el mundo que prefiera mirar cada mañana. Siempre voy a extrañar tus ojos, pero ahora veré con más claridad.

Siempre voy a extrañar la forma en que hueles, porque en la cercanía que compartimos está todo lo que perdura en mi memoria.
Extrañaré el olor de tu perfume y tu propio olor, y cómo podría pasar horas enterrado en tu cuello, preguntándome cómo la vida podría ser más cómoda. Extrañaré el sentimiento de pertenencia y de pertenencia a ti. Siempre voy a extrañar tu olor, pero seguiré respirando.

Siempre voy a extrañar tus manos, porque cuando nuestros dedos se entrelazan, supe que estaba a salvo.Extrañaré la forma en que tomas mi mano en momentos aleatorios y la besas para recordarme que soy amada. Extrañaré la forma en que nuestros dedos se frotan en silencio, como si estuvieran jugando su propio juego. Extrañaré la forma en que nos tomamos de la mano y extrañaré lo cálida que estaba la tuya contra mi palma pálida y siempre fría. Siempre voy a extrañar tus manos, pero por ahora intentaré luchar contra la frialdad.

Y aunque me duele pensar en ello, siempre voy a extrañar los últimos momentos que pasamos juntos.En ese momento no sabía que sería nuestro último recuerdo porque si lo hubiera sabido, al menos debería haberlo hecho contar. Debería haber sostenido tu mano por más tiempo, amarte más esa noche y abrazarte un poco más fuerte. Siempre te voy a extrañar y la última vez que estuve contigo, pero espero que algún día, cuando mire hacia atrás, me dé cuenta de que no fue, aunque agridulce, nada más que un hermoso recuerdo.

Sin embargo, sobre todo esto, lo que siempre voy a extrañar es tu amor.
Extrañaré tu amor que una vez fue cálido, una vez desbordante, una vez duradero. Extrañaré tu amor que me enseñó cuánto más capaz soy de amar, un amor que es generoso y, la mayoría de las veces, desinteresado, que es verdadero y paciente. Extrañaré tu amor que una vez me hizo sentir la persona más feliz del mundo, tu amor que una vez me hizo saber que la felicidad pura es posible. Extrañaré tu amor que ahora me hizo darme cuenta de que soy una persona hermosa, una que merece un amor que dure y un amor que nunca se vaya. Siempre voy a extrañar tu amor, porque era mi casa, pero hoy digo que voy a estar bien.


Quizás no sea nuestro momento. Quizás, lamentablemente, no estábamos destinados a estar juntos. O tal vez, solo tal vez, nuestra historia simplemente no era una con el universo en esta vida. Y tal vez eso esté bien. Después de todo, tú y yo siempre hemos sido yin y yang, pop e indie, amanecer y atardecer. Éramos dos personas diferentes que aprendimos a aceptar nuestras diferencias. Éramos piezas de dos rompecabezas diferentes. Y tenemos que darnos cuenta de que a veces, cuando dos piezas de un rompecabezas se unen, solo pueden suceder dos cosas: es que encajen perfectamente o de manera imperfecta que un día se rompan.

la chica solo quiere ligar

Sin embargo, mi amor, gracias por todo, por los recuerdos, la felicidad e incluso el dolor. Nunca te olvidaré y siempre te extrañaré, pero de todos modos vas a vivir para siempre en mí, así que voy a estar bien.