Al mejor amigo que perdí

Al mejor amigo que perdí

Cameron Stow


si te odia te ama

Al comenzar este nuevo año, quiero que sepas que te amo. No importa lo lejos que nos hayamos alejado los dos, siempre te cuidaré. No nos hablamos como solíamos hacerlo, pero aún te valoro. No serás olvidado. La gente dice que perder a tu amante es la peor angustia de la historia. Pero perder a un mejor amigo duele de todos modos, puede ser un poco menos o incluso un poco más. Te duele y te hace llorar. Tu mejor amigo es la persona con la que hablaste de todas las pequeñas cosas de tu vida. Le hablas de lo mala que fue la pelea con tu pareja, de cómo te gritó tu madre, de la cantidad exacta de azúcar que te gusta en tu café y también de qué fragancia te hace feliz y qué comida te da ganas de vomitar. . Ella es la persona en la que confías cuando estás borracho, marcas rápidamente cuando estás en una crisis y la primera persona a la que le puedes expresar tu felicidad. Ella te escucha y no te juzga, pero también es la que te grita. Y lo permites porque ella también es la persona con la que bailar. ¡Así que no me digas que perderla no te quitó una parte de ti! Llegó la distancia y otras personas se demoraron. Ambos pensamos que estábamos ocupados y el ego jugó su papel mientras deseábamos secretamente que el otro se acercara. Muchas veces me sentí traicionado y enojado. Pero quiero que sepas que nunca olvidaré lo especial que me hiciste sentir. Nunca olvidaré los momentos en que me tomaste de la mano y creíste en mí. El hilo roto de la amistad puede que ya no se entristezca, pero definitivamente me golpeará con fuerza cuando se lo recuerde. Los momentos en que veo tu foto con alguien nuevo me duelen el corazón porque ahora no te conozco. No puedo escuchar las risas, tener esas fiestas de pijamas y las llamadas telefónicas nocturnas con un parloteo incesante. A estas alturas ya estoy acostumbrado y no me siento y lloro por eso, pero no puedo evitar que esas pocas gotas de lágrimas en mis párpados se escurran cuando llegan los recuerdos de tiempos felices. Extraño tenerte para estar emocionado por mi cumpleaños más que yo porque no importa quién vino, el tuyo es un lugar que nadie puede llenar. Echo de menos cómo las peleas no pueden durar y las quejas no pueden parar.Eras mi hombro. Eras mi persona. Y, no importa cuánto sigamos adelante, una parte de mí nunca dejará de extrañarte. Siempre estaré agradecido por cada vez que me defendiste, por cada lágrima que se convirtió en sonrisa y sobre todo por ser tú, mi mejor amigo, mi morada. Y aunque ahora somos extraños que no somos compatibles, los tuyos son recuerdos que siempre apreciaré y nunca cambiaré por nada del mundo. Tal vez para siempre no podría ser nuestra etiqueta, pero sigues siendo lo mejor que podría tener. Y yo siempre te amare.